Brindar una educación de calidad real, percibida y proactiva en función de las necesidades presentes y futuras de nuestros estudiantes, sustentada en valores y respetando la individualidad de los estudiantes; los que se prepararan para ser exitosos como seres humanos, cultos, y responsables, como ciudadanos y profesionales, con capacidad de liderazgo emprendedores en un entorno en rápido cambio, percibidos como gestores y pioneros de ese cambio.

Desarrollar en los niños y niñas sus habilidades y destrezas y además sus  características  como seres individuales e irrepetibles, con la posibilidad de actuar en una sociedad de manera autónoma, creativa y solidaria competente, respondiendo a los requerimientos reales de su contexto.